La competencia desleal es una serie de prácticas, económicas y/o jurídicas, utilizadas por un actor del mercado mediante las cuales obtiene ventajas injustificadas en el mismo, perjudicando a otros actores del mercado, normalmente desviando clientela.

La defensa de derechos e intereses persigue esencialmente hacer cesar estas prácticas desleales y/o obtener una indemnización por los daños ocasionados.

Algunas situaciones de competencia desleal:

  • Imitar bienes, servicios, signos, marcas, etc. con el fin de confundir a los clientes y aprovecharse de la reputación de la competidora (imitación desleal).
  • Actos de engaño a los consumidores.
  • Publicidad comparativa ilícita.
  • Actos susceptibles de crear confusión.
  • Uso atípico ilícito de marca ajena. Por ejemplo, la utilización de una marca registrada conocida y prestigiosa para vender un producto alternativo, usando a la marca conocida de señuelo, pero entregando el producto alternativo.
  •  Conductas relativas al secreto y al uso de información confidencial. Por ejemplo, divulgación de secretos, sustracción de secretos.
  • Injerencia en relaciones contractuales ajenas. Por ejemplo, ciertos supuestos de inducción al incumplimiento contractual y captación de empleados.
  • Denigración de otros actores del mercado.
  • La venta a pérdida.
  • El abuso del ejercicio de acciones legales.
  • La explotación de una situación de dependencia económica. Por ejemplo, cláusulas abusivas o ejercicio abusivo de cláusulas en un contrato de distribución.
  • Tratamiento discriminatorio y boicots.
  • Obligaciones de no competencia.

Nuestros profesionales evaluarán su caso y le informarán la factibilidad de iniciar acciones judiciales por competencia desleal, o en su caso, la estrategia de defensa a seguir.